Escrito por: Mariangelic Schärrer Favier

Si quieres escuchar el cuento en audio, presiona aquí :-)

Un amigo al otro lado del río

Al otro lado del río he visto un niño que está sentado jugando, creo, contando piedras, o mezclando algo de agua con tierra. El río nos separa y no podemos estar cerca. Solitarios jugamos cada uno al lado del río. De este largo, muy largo y ancho, muy ancho río.

 

Al ser ancho, así como es, no puedo atravesarlo, todavía no sé nadar en ríos caudalosos y le tengo temor a los animales o bichos que allí puedan estar. He oído hablar alguna vez de pirañas, con dientes afilados y muy peligrosos.

 

Dicen que este río no tiene pirañas, pero no quiero entrar y conseguir ningún otro pez que pueda parecerse a uno de ellos. Me siento, paciente y alegre. Espero que los árboles empiecen a deshojarse. A lo lejos nuestras miradas se cruzan. Levanto mi mano y saludo a mi amigo al otro lado del río, quien me ha lanzado un avión de papel.

 

 

FIN 

Mi Kukusch y yo

La triste historia de unas manzanas, en peligro de no ser comidas

Juguetes leales, defendiendo su derecho

4 años y soy un niño mayor

Un Diente de Leche que debía ser libre

El niño pájaro y la gaviota